lunes, 30 de julio de 2018

El Dpto. de Edificación colaboró en la Semana de la Ciencia 2018 del IES Politécnico (Parte I)

Hay veces que hacemos tantas cosas al mismo tiempo que no las publicamos en nuestro blog en el momento en que se producen. Éste es el caso de la colaboración que hicimos durante la Semana de la Ciencia 2018 de nuestro instituto, celebrada entre los días 12 y 16 de febrero. En esta ocasión nos pidieron ideas para llevar a cabo una yincana de pruebas científicas y técnicas para alumnos de la ESO. Dada la horquilla de edad del alumnado, desde el primer momento entendimos que el juego tendría que ser dinámico y divertido, que implicase movimiento físico de los participantes por todas las estancias del edificio, al tiempo que estimulase la coompetencia (competir colaborando) entre los partícipes de la prueba.

Rana sobre calavera, Universidad de Salamanca

Con estas proposiciones previas, planteamos una búsqueda de las ranitas (que hacemos con las impresoras 3D de nuestro departamento) por diferentes lugares del edificio, estando éstas camufladas del color del fondo del lugar donde se hallen, a modo de la rana camuflada sobre la calavera de la fachada plateresca de la Universidad de Salamanca. Cada ejemplar se podría localizar en una zona u otra mediante la resolución de alguna cuestión científica; las preguntas a resolver se publicarían a primera hora de la mañana en la web del instituto y cada día se expondrían cuatro ranas hasta completar 20 en toda la semana. Los alumnos, cuando localizaban una ranita, enviaban un correo electrónico o una nota escrita detallando el lugar exacto de la ubicación a Carmen Bravo, responsable organizadora de la yincana. El premio: las ranitas policromadas. Al final de la semana el alumno/a que más ranitas encontrase se llevaría más ranitas y las restantes se sortearían en función de las que cada uno hubiera encontrado.

Ranas policromadas listas para mimetizarse
Para camuflar las ranitas se contó con la inestimable participación de los alumnos del bachiller de arte, que pacientemente hicieron las pruebas de color para policromar cada figura en su lugar y que estuvieran perfectamente mimetizadas en su entorno. Hay que comentar que la prueba tuvo tanto éxito, que para el miércoles ya había varios grupos de alumnos de bachiller corriendo por los pasillos para localizar las ranas de ese día. Lógicamente hubo que ponerles límites, porque las cuestiones que se planteaban para la localización estaban adaptadas al nivel de la ESO. El título de la yincana era:

Aunque hubo que darles algunas pistas a los cursos inferiores por no disponer en su currículo de conocimientos suficientes para resolver el título: RAíz de Sodio (del latín NAtrium) = RANA. Esperemos que en esa semana no se haya cumplido la frase atribuida a D. Miguel de Unamuno que dice así: “No es lo malo que vean la rana, sino que no vean más que la rana” y que haya despertado en los alumnos más jóvenes de nuestro instituto las ganas por resolver y descubrir cosas nuevas, tal y como cuenta una de las leyendas de la rana de la portada del Edificio de Escuelas Mayores de la Universidad de Salamanca:

...Busca entre los relieves. Allí la hallarás, altiva sobre un cráneo que posee una gran verdad.
Pide un deseo. Ella si la encuentras, te lo concederá.

...Además del deseo cumplir, una inmensa sed de conocimiento te invadirá,
despertará sentidos y tu ingenio agudizará,
pues aunque no se puede otorgar lo que la naturaleza no da
 - inteligencia, capacidad -, sí se puede ilustrar.

En el IES Politécnico de Málaga podemos realizar este tipo de colaboraciones dada la amplia diversidad de enseñanzas y niveles educativos que se imparten cada curso en nuestras aulas. Esta entrada continuará en una segunda, a la cual podrás acceder CLICANDO AQUÍ.

No hay comentarios:

Publicar un comentario